Ciencia y Salud,salud Hay 67 casos de intoxicación alimentaria relacionados con la cirugía plástica en Turquía

Hay 67 casos de intoxicación alimentaria relacionados con la cirugía plástica en Turquía




  • Alerta de salud ¿Qué es la intoxicación alimentaria? Estos son tus sintomas
  • salud España sigue la alerta de intoxicación alimentaria a nivel europeo tras descubrirse 14 casos de pacientes que viajaron a Turquía para someterse a una cirugía de adelgazamiento.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) informó el martes 53 casos de intoxicación alimentaria En pacientes que se sometieron a inyecciones de toxina botulínica como tratamiento para la pérdida de peso en Turquía. Estos nuevos pacientes, todos de origen turco, se suman a los 14 casos ya notificados hasta el momento de ciudadanos europeos que viajaron al Imperio Otomano (12 casos en Alemania, uno en Austria y uno en Suiza). En total, hay 67 pacientes infectados hasta el momento.

Según el comunicado del ECDC, los casos se detectaron entre finales de febrero y el 10 de marzo de 2023 y todos están relacionados con inyecciones de toxina botulínica en el estómago. En 60 de los casos, la intervención se realizó en Hospital Privado de EstambulOtros tres estaban vinculados a una intervención en la ciudad de Izmir. No se dispone de información sobre los cuatro casos restantes.

Los síntomas de intoxicación alimentaria detectados en personas infectadas varían ampliamente, desde casos graves hasta casos moderados o graves. De los pacientes que requirieron hospitalización, varios requirieron ingreso en unidades de cuidados intensivos y tratamiento con antitoxinas.

Debido a la detección de estos casos, el Centro Europeo para el Control de Enfermedades Invita a todos aquellos que hayan viajado a Estambul o Izmir a someterse a un tratamiento de inyección intragástrica de toxina botulínica. Para que puedan ver a su médico, especialmente si tienen síntomas como debilidad, dificultad para respirar o dificultad para tragar.

«El ECDC Aconseja a los ciudadanos de la UE que busquen tratamientos de toxina botulínica intragástrica para la obesidad en Turquía, ya que están asociados con un alto riesgo de intoxicación alimentaria.” Un evento relacionado con el procedimiento realizado en los respectivos hospitales o debido a un problema con el producto administrado.

Las investigaciones realizadas por las autoridades turcas indicaron que los productos autorizados se administraron en terapias, pero estos productos no están aprobados para el tratamiento de la obesidad mediante inyección intragástrica. Por ello, las autoridades paralizaron la actividad en los departamentos hospitalarios afectados y abrieron investigaciones para esclarecer lo sucedido.

La intoxicación alimentaria es un trastorno raro pero grave que resulta de las toxinas producidas por bacterias. Clostridium botulinum. Estas toxinas producen debilidad o parálisis de los nervios.

bacterias Clostridium botulinum Se encuentra en suelos y aguas no tratadas en todo el mundo. Pueden llegar al organismo humano de diferentes formas. El tipo más común de intoxicación alimentaria es mi alimento, que resulte del consumo de alimentos contaminados con la toxina; también se puede producir envenenamiento de heridas, Si las bacterias ingresan al cuerpo a través del cuerpo y producen toxinas. También está el llamado intoxicación alimentaria infantil, que ocurre cuando los gérmenes de bacterias se multiplican en los intestinos de un niño infectado. El botulismo asociado con la inyección incorrecta de toxina botulínica por razones cosméticas o médicas es menos común. Este tipo se llama Intoxicación alimentaria iatrogénica.

En caso de intoxicación alimentaria, es necesario administrar lo antes posible la sustancia Previene la acción de las toxinas (antitoxina).. En muchos casos, el carbón activado también se utiliza para eliminar toxinas que aún no han sido absorbidas. La vigilancia estrecha de los signos vitales es esencial, ya que las infecciones pueden ser muy graves y requieren ingreso en la unidad de cuidados intensivos.

el Agencia Española del Medicamento (AEMPS) Autorizó la comercialización en España de 16 presentaciones de nueve medicamentos que contienen toxina botulínica en su formulación.

Cada producto está autorizado para una serie de indicaciones específicas, y las presentaciones no son intercambiables. El uso autorizado más conocido de la toxina botulínica es la mejora temporal de las líneas faciales como las del entrecejo, las patas de gallo o las líneas alrededor de la boca en adultos menores de 65 años, «cuando la gravedad de estas líneas tiene un efecto psicológico significativo en el paciente», señala la hoja de datos.

Sin embargo, aparte de la medicina estética, algunas formas de toxina botulínica también están indicadas en trastornos como la espasticidad focal debida a un accidente cerebrovascular, la distonía cervical (tortícolis espástica) o el blefaroespasmo, o para el alivio sintomático en adultos que cumplen los criterios de migraña crónica, desde entre otros.

Este tratamiento también está indicado en casos de vejiga hiperactiva idiopática, enuresis o hiperhidrosis (sudoración excesiva).

Más artículos de interés

Un estudio que demuestra la seguridad de la psilocibina alucinógena para el tratamiento de la anorexia nerviosaUn estudio que demuestra la seguridad de la psilocibina alucinógena para el tratamiento de la anorexia nerviosa



salud El gran negocio de las drogas: ¿Nueva burbuja o gran esperanza para nuestra salud mental? el anorexia nerviosa Carece de un abordaje farmacológico capaz de revertir los síntomas principales.