Ciencia y Salud,salud La enfermedad de Parkinson trae esperanza

La enfermedad de Parkinson trae esperanza




  • entrevista “Estoy investigando la ELA desde el CNIO porque tenemos que dar una idea de esta enfermedad”

Un tratamiento comúnmente utilizado contra la enfermedad de Parkinson también puede ser beneficioso contra la ELA. El agonista dopaminérgico ropinirol, indicado para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson y el síndrome de piernas inquietas, ha tenido resultados preliminares alentadores en la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) o enfermedad de Lou Gehrig en Pequeño ensayo clínico de fase I/II. El jueves, investigadores japoneses publican detalles de su investigación en la revista células de células madre.

Anteriormente, fisiólogo del equipo Hideyuki Okanode la Facultad de Medicina de la Universidad de Keio (Tokio) y coordinador del trabajo, describen en un estudio el potencial del ropinirol como tratamiento para la ELA. en el laboratorio en Células madre inducidas derivadas de células madre motoras (iPSC) para pacientes con ELA.

Después de este primer paso, los investigadores reclutaron a 20 pacientes con ELA intermitente Los tratados en el Hospital Universitario de Keio habían vivido con la enfermedad durante un promedio de 20 meses.

Durante las primeras 24 semanas, el ensayo fue doble ciego y, a partir de ese momento, a todos los participantes se les ofreció ropinirol. Durante el seguimiento hubo muchos abandonosalgunos debido a la pandemia de Covid-19, pero ninguno debido a problemas de seguridad, por lo que solo 7 de 13 pacientes en el grupo de ropinirol y 1 de 7 en el grupo de placebo completaron el estudio.

Para determinar si el fármaco era efectivo para desacelerar la progresión, los investigadores evaluaron los cambios en la actividad física informada por los pacientes y La capacidad de comer y beber de forma independiente.Datos de dispositivos electrónicos para medir la actividad física y los cambios evaluados por el personal médico en términos de movimiento, fuerza muscular y función pulmonar.

resultados

«Con este experimento hemos demostrado que la utilización [del ropinirol] Sin embargo, es seguro en pacientes con ELA y es probable que tenga algún efecto terapéutico. para confirmar su eficacia Necesitamos más estudios”, señala Okano en una nota de prensa emitida por el diario. En este sentido, confirma que uno de sus próximos planes es implementar La tercera etapa del juicio.

En la semana 24, no se observaron diferencias entre los dos grupos en la Escala de evaluación funcional ALSFRS-R para pacientes con ELA. Sin embargo, después de 48 semanas, cuando finalizó la fase abierta del ensayo y solo quedaba un paciente en el grupo de placebo, se encontró que el grupo de ropinirol tenía El retraso en la progresión de la enfermedad según esta escala se midió a los 27,9 meses.

Los pacientes que recibieron ropinirol durante la primera y segunda fase del ensayo fueron más activos físicamente que los del grupo placebo. También mostraron tasas más lentas de disminución del movimiento, la fuerza muscular y la función pulmonar, y tenían más probabilidades de sobrevivir. Pero los pacientes del grupo placebo que comenzaron con ropinirol a partir de la semana 24 no experimentaron estas mejoras, lo que sugiere que este fármaco Solo será beneficioso si se inicia antes. Y dura más.

Mecanismo y marcadores moleculares

El equipo también investigó el mecanismo potencial que podría explicar el efecto del fármaco sobre la enfermedad, así como posibles marcadores moleculares. En comparación con las neuronas motoras de personas sanas, los investigadores describen diferencias en la estructura, la expresión génica y la concentración de metabolitos en las células de pacientes con ELA, y señalan que el fármaco reducirá las diferencias. También indican que el ropinirol es un potencial Inhibiría la vía SREBP2 para la síntesis de colesterol.

Encontramos un Una relación muy increíble entre la respuesta clínica del paciente y la respuesta de las neuronas motoras en el laboratoriodice el neurólogo satoru morimotode la Facultad de Medicina de la Universidad de Keio y primer autor del artículo, A células de células madre. Los investigadores abogan por esta vía para probar el fármaco en neuronas motoras generadas en el laboratorio para predecir la eficacia del tratamiento.

Específicamente, las neuronas motoras de los pacientes tenían axones más cortos que las neuronas motoras sanas, pero la exposición al ropinirol hizo que crecieran a una longitud más normal. De manera similar, se identificaron 29 genes relacionados con la síntesis de colesterol que tienden a aumentar en las neuronas motoras en la ELA, pero cuyas expresiones génicas fueron suprimidas por el tratamiento. También mencionan que la Peroxidación lipídica en líquido cefalorraquídeo Sería una buena señal de una respuesta de ropinirol, tanto para en el laboratorio como doctor.

Interacciones

Francisco Javier Rodríguez de RiveraCoordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Neuromusculares de la Sociedad Española de Neurología (SEN) y Especialista de la Unidad de ELA del Hospital La Paz – Carlos III (Madrid), se ve muy cuidadoso Antes de las conclusiones extraídas por los autores.

El experto explica a este medio que este camino hacia el descubrimiento de fármacos a partir de células madre pluripotentes de pacientes se está generalizando en la investigación de la ELA y otras enfermedades neurodegenerativas, como la ataxia de Friedrich, y no siempre es garantía de éxito. En su opinión, el estudio tampoco aclara dudas sobre el potencial del ropinirol: «Este ensayo de Fase I/II no nos permite llegar a ninguna conclusión clara». Porque los datos son muy malos.«, Advertir.

Especialmente criticado Los investigadores notaron que el fármaco desaceleró la progresión durante seis meses, pero este efecto no se observó en la fase doble ciego sino solo al final del seguimiento de 48 semanas, cuando solo un paciente permaneció en el grupo de placebo.

Por otro lado, advierte, “el principal error está en el punto de partida, y es en considerar la ELA como una sola enfermedad”, asevera. “Cada vez está más claro que Es un síndrome que tiene muchas formas de manifestación, aunque al final casi siempre conduce al fallo de la neurona motora. Quizás dentro de unos años veamos que no tiene sentido incluir en un mismo estudio a pacientes que no tienen perfil genético.

Investigadores del Reino Unido Michael SwashProfesor de Neurología en Barts Medical College, Londres, W Brian Dickeydirector de investigación de la Motor Neurone Disease Society, hablando con SMC EspañaE indicar las reservas necesarias para este estudio en su fase preliminar.

Swash recuerda a su comunidad de investigación de ELA Mucho tiempo trabajando en el reposicionamiento de fármacos y que el ropinirol puede ser uno de los fármacos comercializados para otras indicaciones que resulten útiles en la enfermedad. Pero para ello, subraya, primero es necesario comprender mejor su mecanismo de acción. Quiénes pueden beneficiarse y su perfil de seguridad en ALS.

Sin embargo, el experto señala que «hay Paralelos interesantes en la acumulación de proteínas en el citosol neuronal entre la enfermedad de Parkinson y la ELA que debe explorarse.

Por su parte, Dickey afirmó que «si bien estos hallazgos pueden ser de interés para la comunidad investigadora, también lo es la experiencia clínica». demasiado pequeña Los resultados son demasiado preliminares para sacar conclusiones válidas”.

Más artículos de interés